¡’Tas fallando! Vol. 1 (Fallo Loubet)

El Falo Loubet y el Fallo White forman parte de esos eventos que marcaron nuestra historia de un modo muy particular y han sido engavetados, corriendo con la mala suerte de ser un tema diplomáticamente enredado. Aparte de ser expuesto tan pocas ganas, que perdieron una oportunidad genial de hacernos entender mejor nuestra nomenclatura como país. En el colegio ambos diambularon por todos los libros de texto como material que se repetía año tras año en clase, sin que nadie supiese darles la  relevancia sociopolóitica que tienen y no lograron ser algo que fuese más allá de estar adornando los murales de los colegios. Estoy seguro de que si alguien se tomaba el tiempo de explicar ambos fallos desde su origen y todo lo el verdadero enredo diplomático que representaron, a más de 4 nos hubiese enganchado el tema al borde de la fascinación.

Resultado de imagen para fallo loubet
Emile Loubet, Presidente de Francia de 1899 a 1906

El conflicto limítrofe que tenemos con Costa Rica, va desde mucho antes de ambos ser países independientes. Si nos regalamos la oportunidad de ver con otros ojos esto, caeríamos todos en cuenta de que tenemos en frente la raíz del resentimiento que existe en Centroamérica hacia nosotros y por la cual no llegaremos a sentirnos parte de ella, pero tampoco nos sentimos sudamericanos y siendo un lugar de infinitas influéncias, pensamos que somos sencillamente… nosotros.

750px-Flag_of_the_Federal_Republic_of_Central_America.svg.png

Bueno, empcemos por el hecho de que 1824, es un año en el que seguramente no te viene nada a la mente. Pareciera que existe un agujero negro entre 1821 y 1855 con el ferrocarril y el Estado Federal, no pasó nada relevante que contar y curiosamente en noviembre de 1824 nace la República Federal de Centro América, compuesta por 5 países: Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica… 5 es además el número de estrellas en la bandera de Honduras, y de volcanes de los escudos de Nicaragua y El Salvador, que simbolizan la hermandad de las naciones de Centroamérica.

Desde hace muchísimo tiempo, existe entre ellos un sentimiento de unión y cordialidad en la que jamás fuimos partícipes, ya que Panamá era la nueva adquisición de la Gran Colombia y al nosotros no darles bola, es comprensible que éste sea el génesis por el no nos consideran parte de su “selecto” grupo geográfico… en otras palabras: Somos el vecino nuevo que nunca se adaptó al grupo de vecinos que llegaron primero al barrio. Pero, las cosas pasan por algo y yo pienso que fue lo mejor. El tema de las guerras de división que se libraron en Centroamérica y todo el territorio que entre ellos se quitaron, son cosas dignas de tildarlas de peleas de patio limoso.

Nota: Estoy plenamente anuente de los movimientos separatistas panameños entre 1830 a 1841 , tendrán otra entrada… les admito que me costó escribir 1830.. la puta mala costumbre de los 1900’s.

 

Mapa de Costa Rica en 1540

Ahora, mira el mapa que tienes aquí arribita del párrafo ¿Listo? OK! Era bastante predecible que desde día 1 existiera un desacuerdo entre los centroamericanos y los colombianos sobre los límites con Panamá. La nueva República Federal, se apegaba al límite que se especificaba en una Real Cédula del 1 de diciembre de 1573, reclamaba como límite una línea que partía del Escudo de Veraguas, en el Atlántico, y terminaba en el río Chiriquí Viejo, en la costa del Pacífico y La Gran Colombia por su parte se basaba en una Real Orden del 20 de noviembre de 1803 para reclamar como perteneciente a su territorio toda la Costa Atlántica de lo que hoy es Costa Rica, hasta la desembocadura del río Sarapiquí. Por el lado del Pacífico, los colombianos fijaban el límite en el río Golfito. La mesa estaba servida para una pugna bastante desleal y poco amitosa entre vecinos, dándole paso al…

round1

Salud, amigos… y así arrancaron las hostilidades de este combate por territorio en 1825, cuando representantes del recién nacido Estado Federal de Centroamérica viajaron a Bogotá a enfretarse a la vigente y modélicamente imperialista Gran Colombia, con el fin de señalar la frontera de ambos países. La Gran Colombia adoptó una actitud made in USA y estiró hasta donde pudo su idea de línea fronteriza con sus nuevos vecinos. Decidieron que su territorio fronterizo iba desde la boca del Río San Juan entrando por el Lago Nicaragua, de donde se elegiría un punto más al Sur para demarcar los linderos hasta salir al Golfo Dulce en el Pacífico. Con estas aspiraciones, Colombia hacía valer sus títulos sobre la costa de los Mosquitos y el Archipiélago de San Andrés, en virtud de la Real Cédula del 30 de noviembre de 1805, que había agregado estos territorios al Virreinato de la Nueva Granada y al principio del utis posidetis, proclamado por los países americanos después de la independencia. Lógiccamente, no se llegó a ningún acuerdo.

Utis posidetis: En latín, “como poseéis”. Se dice del principio jurídico, según el cual frente a una situación jurídica dada se mantiene la situación (posesión) actual de los bienes hasta que recaiga resolución definitiva en el conflicto.

 

Límites entre Colombia y Costa Rica según al Uti Possidetis de 1810

Resultado de imagen para punch out round two

Todos incoformes con ese primer asalto de estudio, sacaron ventaja de que en 1826, se celebró en Panamá el Congreso Anfictiónico convocado por el attention Whore de Simón Bolívar, con fines e ideales panamericanistas de unión fraternal y toda esa verborrea que nunca llegó a nada. Terminó firmándose un tratado llamado Molina-Gual, por medio del cual se respetarían los límites fijados en la época colonial por el gobernador de Costa Rica Diego de Artieda Chirino, nombrado en 1573 por el rey de España, Felipe XI. Después de muchos años de negociaciones y hechos armados, Costa Rica pensó muy ingenuamente que había consolidado sus líneas limítrofes con los vecinos países de Nicaragua y Panamá, hasta que…

Resultado de imagen para danger man
¡VAMOS P’AL WAR!

¿Qué sería de un conflicto limítrofe entre vecinos si no hay un conato de bronca? Y así llegó en 1836, un hecho que los ticos llaman “la usurpación colombiana” y tiene más pinta de congueo o enrede. Esto pasó porque en 1836, se temía por una avanzada inglesa por el Caribe y el gobierno del Estado Federal Centroamericano, ya al borde de la separacíon, proclamó bajo un decreto tan válido como los billetes de monopolio, que promulgaba su autoridad sobre la zona meridional de la Costa de los Mosquitos, en la isla de Bocas del Toro que en ese entonces sólo estaba habitada por unos 700 jamaiquinos súbditos a la corona inglesa. Designaron a Juan Galindo y este creó el distrito de Morazán, luego de fracasar en detener en su momento la ofensiva inglesa en Belice.

Nueva Granada no estaba dispuesta a perder más territorio, ya que disuelta la Gran Colombia por las independencias de Ecuador y Venezuela, había temor por perder a Panamá luego de 2 intentos de separación. Enviaron una “pequeña” fuerza expedicionaria de dos buques y un destacamento de tropa liderada por el español Ildelfonso de Paredes a Bocas del Toro a finales de 1836.​ Las fuerzas neogranadinas llegaron a la isla de Bocas del Toro el 18 de diciembre de 1836, Paredes de modo muy cortés le reclamó a Galindo por los documentos en los que éste se hacía proclamar autoridad centroamericana, pero como no obtuvo prueba alguna, muy amablemente mandó a Galindo que largara de la isla. Al  Costa Rica no obtener apoyo de las demás naciones centroamericanas, el lío no llegó a las armas. Pero sí se jugó sucio políticamente. Ya que se agregó a Bocas del Toro a través del decreto del 26 de mayo de 1837, creando el cantón de Bocas del Toro dentro de la provincia de Veragua en la Nueva Granada y luego en 1843, la creó el Territorio de Bocas del Toro, como una forma de reafirmar la soberanía e impedir el avance británico y centroamericano, ya que para ese entonces la Nueva Granada veía imposible ejercer poder en gran parte de la Costa de los Mosquitos.

Lógicamente, esto provocó una disputa de fronteras y se firmaron varios convenios limítrofes para tratar de resolver el problema, pero ninguno lograba ser ratificado por ambas partes, además con la fugaz separación de Panamá, se firmó el tratado Carrillo-Obarrio con el Estado del Istmo de 1841, que fue anulado en 1842, el tratado Calvo-Herrán de 1856 y de ahí fueron al tratado Castro-Valenzuela de 1865 y el tratado Montúfar-Correoso de 1873. ​Gracias a la vagancia de todos los gestores del plan educativo de historia panameña en secundaria, me salvé de estudiarme 345345656 tratados innecesarios en los que nadie se lograba poner de acuerdo, hasta qué…

https://i0.wp.com/www.vizzed.com/vizzedboard/retro/user_screenshots/saves30/301707/NES--Mike%20Tysons%20PunchOut_May19%2023_11_13.png

En agosto de 1878, el presidente de Costa Rica, Tomás Guardia se llenó de motivos y “visitó” el Golfo Dulce en el buque de guerra Irazú y ordenó la regularización de la población inmigrante de Colombia, y trasladándolos a otro punto. Cuando Costa Rica ocupó los cocales de Burica, instalando un jefe político, provocó la protesta del presidente del entonces Estado Soberano de Panamá, Gerardo Ortega y se debió enviar una fuerza armada para proteger los cocales.

(Sí, es un enredo pasar de Gran Colombia a Panamá, luego a Nueva Granada, luego a Estado Soberano de Panamá y luego Colombia)

Al no haber retroceso en las intenciones de Costa Rica, el presidente de Colombia, Rafael Núñez, viajó a Panamá junto con los secretarios de Guerra y Relaciones Exteriores. También en pleno conflicto… como era de esperarse, los gringos metieron su cola en el cuento y apareció el buque USS Adams, que llegó al Golfo Dulce el 29 de febrero de 1880 con la intención de establecer una estación carbonera previamente acordada con el gobierno tico y el jefe político de Burica. Colombia, alarmada por la situación, expresó a través del Senado una resolución emitida el 14 de abril de 1880 el respeto de Costa Rica por la línea de status quo entre ambas naciones y pidió que de manera amistosa se resolviera la disputa. Al fin, gracias a la convención Castro-Quijano de 1880, ambos países acordaron llevar el asunto al arbitraje del rey de Bélgica y en su defecto al del rey de España. Sin embargo, debido a una OPORTUNÍSIMA intervención de los Estados Unidos, el rey Leopoldo II de Bélgica se excusó de arbitrar.

La Corona española aceptó el arbitraje, pero la muerte de Alfonso XII de España en 1885 hizo surgir algunas dudas sobre si se continuaba y de nuevo tuvieron que ponerse de acuerdo y la convención Fernández-Holguín de 1886, Colombia y Costa Rica confirmaron a la Corona española como árbitro. Cuando estaba por vencerse el plazo para la presentación de los alegatos, Colombia se retiró unilateralmente del juicio arbitral, y el Gobierno español dio a entender que luego de tanto tira y hala el tema le chupaba un huevo y daba por concluida su participación en el asunto.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/52/Mapa_del_Estado_de_Panam%C3%A1_%281865%29.jpg
Mapa del Estado Soberano de Panamá en 1864

 

En 1896 Colombia y Costa Rica firmaron OTRA convención, la Esquivel-Holguín y nombraron como árbitro al Presidente de Francia.​ Como abogado de Colombia actuó don Francisco Silvela y como abogado de Costa Rica don Manuel María de Peralta y Alfaro. Ahora, lo que no entiendo es ¿Cómo decidieron meter a Francia en este baile? Para esos días, la convulsión política que había por el escándalo del fraude del Canal Francés estaba a la orden del día. Igualmente, esta trama parecía la parca… se llevó al presidente Félix Faure y la función arbitral recayó en su sucesor, Émile Loubet.

Mapa histórico-geográfico de Costa Rica y el ducado de Veragua (1892).
Durante el siglo XIX Costa Rica fijó su frontera con Colombia a partir del río Chiriquí Viejo, la cordillera Central y el río Calovébora hasta la isla Escudo de Veraguas (línea amarilla). Con ello, buscaba reclamar la zona de Bocas del Toro.
Mientras que Colombia fijó su frontera con Costa Rica a partir del río Golfito y se extendía hasta el valle del río Sixaola. Colombia reclamaba la zona oriental del golfo Dulce y Talamanca.

Como era de esperarse, éste fallo no contenía ninguna consideración, histórica ni jurídica que sirviera de fundamento a sus conclusiones y en su parte inicial se limitaba a enumerar las normas, alegatos y piezas presentados por las partes. Tampoco incluía un mapa con el señalamiento de la línea fronteriza… yo la verdad no entiendo esta movida del todo ¿Qué esperaban? Loubet estaba en medio del mayor escándalo de desfalco y corrupción en la historia de Francia, y le aparecen 2 países relativamente nuevos en el mapa que no se saben poner de acuerdo… y para rematar, el país que fue motivo de todo el problema que tiene que resolver está en medio de todo. Menos ganas no podía ponerle y lo entiendo.

Mapa de la frontera Costa Rica-Panamá (1900).svg
Resultado del Fallo Loubet

 

Sentencia del Fallo Loubet

La frontera entre las Repúblicas de Colombia y Costa Rica estará formada por el contrafuerte de la cordillera que arranca de la punta Mona en el océano Atlántico y cierra al norte el valle del río Tarire o río Sixaola, y luego por la cadena de división de aguas entre el Atlántico y el Pacífico, hasta el 9° de latitud próximamente; seguirá después la línea división de las aguas entre el Chiriquí Viejo y los afluentes del golfo Dulce, para ir a terminar en la punta Burica en el océano Pacífico.

En lo que toca a las islas, grupos de islas, islotes y bancos situados en el océano Atlántico con proximidad a la costa, al este, y al sudeste de la punta Mona, esas islas, sea cual fuere su número y su extensión, harán parte de la jurisdicción colombiana, y las que están al oeste y noroeste de dicha punta, pertenecerán a la República de Costa Rica. En cuanto a las islas más distantes del continente y comprendidas entre la Costa de Mosquitos, y el Istmo de Panamá, especialmente Mangle Chico, Mangle Grande, Cayos de Alburquerque, San Andrés, Santa Catalina, Providencia, Escudo de Veraguas, así como cualesquiera otras islas, islotes y bancos que antes dependieron de la antigua Provincia de Cartagena, bajo la denominación de Cantón de San Andrés, es entendido que el territorio de esas islas, sin exceptuar ninguna, pertenece a los Estados Unidos de Colombia.

Sobre el océano Pacífico, Colombia poseerá igualmente, contando de las islas Burica y comprendidas esas mismas, todas las islas situadas al este de la punta del mismo nombre; y las que quedan al oeste de esa punta se adjudican a Costa Rica.

loubet
La cara de Loubet es de: Ya terminé ¡Déjense de ahuevazones y no me jodan!

 

La línea de Loubet no satisfizo las pretensiones de ninguna de las dos partes y al parecer había sido formulada con el ánimo de llegar a una solución intermedia entre ambas, pero ese no había sido el objeto del arbitraje. Además, en la vertiente del Caribe la línea era muy imprecisa, y según como se interpretase, podía incluso llevar a una eventual nulidad del fallo por ultra petita. Ante una solicitud de aclaración formulada por Costa Rica el 20 de septiembre, en la que también planteaba una posible interpretación, el Ministro de Asuntos Exteriores de Francia Teophile Delcassé respondió con una nota ambigua, diciendo que en su criterio habría inconvenientes para precisar la línea en un mapa y se desentendió del asunto, diciendo que el Presidente Loubet se remitía al espíritu de conciliación y buena inteligencia que había inspirado a los países litigantes. En castellano claro “Déjense de awebazones, pónganse de acuerdo y dejen de joderme la paciencia”

Ultra petita: Es una locución latina que significa literalmente “más allá de lo pedido”. Se utiliza en derecho para señalar la situación en la que una resolución judicial concede más de lo pedido por una de las partes.

Debido a que en aquél momento Colombia sufría la Guerra de los Mil Días, no fue posible sino hasta 1901 que los gobiernos de ambos países entraran en comunicación para la ratificación del Fallo. En enero de ese año el Ministro colombiano Lorenzo Marroquín viajó a Costa Rica para hacerse cargo del asunto. El gobierno costarricense no lo recibió puesto que el presidente Rafael Yglesias Castro se encontraba enfermo. Marroquín entonces declaró que se conformaría una comisión a finales de 1901 para realizar los intercambios de territorios y amojonamiento respectivo, y luego se retiró del país. La inestabilidad en Colombia seguía y en 1903 Panamá se separó de Colombia y sucedió a Colombia como país fronterizo.

Resultado de imagen para mojon panama
Mojón Fronterizo jajajajajaja

Amojonamiento: Dícese del acto de poner mojones jajajajajajajaj

Como el problema se mantuvo sin solución, en el año de 1910 los gobiernos de Costa Rica y Panamá firmaron la convención Anderson-Porras (El mejor de todos) mediante la cual aceptaron la frontera trazada por el Laudo Loubet en la vertiente del Pacífico (línea Anderson-Porras) y acordaron someter la interpretación de la delimitación en la vertiente del Caribe al arbitraje del presidente de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos Edward Douglass White…

 

 

Anuncios

1 comentario en “¡’Tas fallando! Vol. 1 (Fallo Loubet)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close