Guerra de Coto (‘Tas Fallando Vol.3.1)

Nota del autor: A ver, no ignoremos el elefante en medio de la habitación, esta entrada me ha tomado demasiado tiempo por un millón de excusas y es momento de dale cierra a esta serie de 3 posts sobre los límites con Costa Rica. Leer lo que ya tenía escrito, me ha hecho suspirar y ver de que iba a darle un enfoque que al final no iba a sentirme del todo de acuerdo…así que decidí dividir en 2 esto, porque es demasiado, so ignora mi pataleta de escritor y volvamos a encarrilarnos en el bochinche.

La falta de esa satisfacción humana de “conquista” en la que se han amamantado tantos países al nacer y sobre la que se han creado imperios nos ha dejado siempre con una pata coja como país. El mejor ejemplo de esto es ver casi como cosa ajena lo que rezan las primeras 2 líneas del Himno nacional. El “alcanzamos por fin la victoria, en el campo feliz de la unión” no suena mucho a la actualidad social… pero hace 98 años, sucedió algo que a mi juicio debería mantener vivo esos “ardientes fulgores de gloria”.

 En 1921 tuvimos 2 semanas de guerra versus Costa Rica por la frontera y curiosamente el juega vivo, jugó un rol vital en el desarrollo de esta. Sí, eso que nos avergüenza y que con majestuosa doble moral criticamos hasta donde nos conviene, tiene gran relevancia dentro de uno de los de esos episodios llenos de patriotismo y que más nos esconden. (De esto hablaré al final)

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/e5/Coto.PNG

Ya para finales de 1920, era evidente que fallos Loubet y White fueron un fracaso, al igual que TODOS los gobiernos arnulfistas. Llegar a un acuerdo amigable para definir los límites entre 2 países vecinos se veía imposible, ya que dejaba de ser por territorio y entraban intereses económicos. Habían plantaciones de guineo, cacao, café y cocoteros que estaban en concesiones a Estados Unidos y bueno, ustedes saben lo que sucede cuando la plata del Tío Sam está en medio… la guerra era cuestión de que alguien se pusiera muy atrevido.

El presidente electo tico,  Julio Acosta García tomó posesión en diciembre de 1920 y ya estaba predispuesto desde la campaña electoral a hacer valer el Fallo White y se le informa que dentro del pacífico que había sido concedido, había un pequeño pueblo cocotero habitado por panameños y habían estamentos judiciales dentro de ellos, la indignación llegó al pueblo tico y exigían hacer algo al respecto… mientras tanto Panamá tenía todas las de perder, ya que regía una prohibición de armas de largo alcance desde 1915, sugerida “amablemente” por el gobierno norteamericano, dejaba a la policía panameña y a su pueblo armados con biombos, palos, piedras y machetes… pero, sabiendo que algo podía pasar “el mejor de todos” Belisario Porras, guardó 50 rifles y 6000 municiones en la presidencia… “porque uno nunca sabe pa’ qué pueden ser útiles.”

Y así, un tranquilo 21 de febrero y con Panamá en plena resaca post carnavalera un estamento de 75 soldados costarricenses, llenos de motivos y comandados por el coronel Héctor Zúñiga, que al llegar a Pueblo Nuevo de Coto dijo: «Ríndase y acepte el dominio costarricense» había exigido el coronel Zúñiga al inspector Manuel Pinzón, de la policía panameña en Coto y este sin mayor capacidad de reacción tuvo que ver cómo le izaban la bandera de Costa Rica sin poder hacer más que informarle a su superior en David de lo sucedido y esto replicó en la capital.

Ahora, ya se imaginarán la reacción popular en Panamá cuando corrió la noticia de lo sucedido. El fervor histérico made in 507 que todos conocemos, amplificado a niveles no conocidos, ya que todos estaban dispuestos a defender el territorio. Una manifestación colosal hacia la presidencia se dio el 24 de febrero encabezada por la banda republicana, la policía montada, hombres, mujeres, niños, raspaderos, bien cuida’os, lombanaliebers, arnulfistas resentidos, prd’s decepcionados y taxistas con más casos de acoso sexual que Bill Cosby… ¡todos juntos, por Panamá! Llegaron enardecidos a la presidencia, reclamando alguna acción del Presidente Porras luego de 3 días de absoluto silencio, tengamos en cuenta que la esposa de Belisario Porras era de Costa Rica, todos los ojos estaban puestos en él y al recibirlos dijo:

“En representación de mi gobierno yo acepto esta manifestación de adhesión, por nuestro país debemos sacrificar salud y vida y riquezas, padre y madre, esposa y niños, amor y honor y cualquiera que la bondad de Dios nos diera’”

Luego de vítores y gritos de “Viva Panamá”, “Muerte al invasor” y “Abajo Costa Rica” todos los manifestantes se dirigieron a la embajada de Costa Rica a hacer una muy cordial visita, destrozando el lugar, quemando todas las banderas y los escudos que habían en el lugar.

Resultado de imagen para south park cumbaya
Panameños luego de visitar la embajada de Costa Rica

Porras no era ningún pendejo, ya el día 23 evitando que la gente hiciera mayor alboroto, había enviado los famosos 50 rifles, las 6000 municiones y 50 rifles más que compró en la tienda de Tomás Arias en el buque Veraguas, encabezados por el general Quintero Villarreal, acompañado del veterano de la Guerra de los Mil Días, Tomás Armuelles, y los cien policías, llegarían a Rabo de Puerco (hoy Puerto Armuelles… ya sabes porqué se llama así Puerto Armuelles, de nada)  siendo esperados por todo el cuerpo de policía chiricano.

Mientras tanto en el salón de la justicia, las filas de panameños llenos de fervor se alistaban en la Alcaldía para ir de frente al war.. ojalá le hubiesen enseñado esto a Dienya en la escuela… En fin, el amor a la patria y el sentido de pertenencia estaban a un punto que no se había visto antes. Teniendo en cuenta de que hacían casi 18 años de la independencia y esta fue más o menos como una corredera a las 4:30 antes de que llegue el jefe, no un movimiento revolucionario como tal.

Al despedir al segundo regimiento, Belisario Porras dijo: “Yo  espero que en este momento supremo se borren las diferencias de partidos y unidos todos encontremos que sabemos ser panameños y emprender todo género de sacrificios para mantener la dignidad”. ¿Ya entienden por qué lo idolatro?

 

AlfonsoXIII
Soldados de Dienya, listos pa’l war (Entiéndase como: Voluntarios panameños)

¡BIENVENIDO A LA GUERRA!

Lo siento, no puedo dejar de relacionar a Dienya con esto. Volviendo al tema, ya reunidas las tropas panameñas en Chiriquí, acamparon en las orillas del Río Coto. Al parecer el estamento tico, jamás pensó en una movida panameña para recuperar el territorio perdido y esa relajación dio paso a uno de los episodios más pendejos de la historia bélica global. El 27 de febrero, el  capitán Tomás Armuelles y  el coronel Alvarado, estaban planeando el ataque cuando, de repente, vieron moverse entre los árboles a un par de hombres extraños, al enfrentarlos y cuestionarlos, estos respondienron:

“No nos maten”,

En ese momento,  se acercó el capitán Armuelles y  se puso frente a ellos.

«¿Quiénes son ustedes?”, preguntó el capitán.

“Somos cazadores… mae”,

El capitán Armuelles tomó el morral que uno de los hombres llevaba encima y, al revisar los documentos que llevaba adentro, se llevó una interesante sorpresa: entre los papeles había cartas del mismo presidente de la República de Costa Rica, Julio Acosta García y del secretario de guerra del país, dándole instrucciones. Se trataba el coronel Zúñiga Mora, comandante militar del Golfo Dulce, a cargo de la toma de Coto y el coronel Daniel González.

Resultado de imagen para tomas armuelles panama
Monumento a Tomás Armuelles

 

Lo que siguió, fue la lógica solicitud de rendición por las buenas. Al acceder Zúñiga, el estamento panameño marchó a Coto y sin un solo disparo, recobró la soberanía, tomaron prisioneros a los 30 ticos  y les confiscaron sus fusiles y municiones.

Inmediatamente entrar al poblado, Armuelles buscó y encontró la bandera panameña, abandonada en un rincón,  tras lo cual ordenó a Zúñiga Mora que arriara la  costarricense, haciendo valer eso del ¡UN SOLO TERRITORIO, UNA SOLA BANDERA! Siendo la primera de varias victorias en esta guerra, que ya podré contar en la siguiente entrada.

Si quieres leer sobre más sobre los fallos haz click sobre cada uno y te llevará a la entrada:

Fallo Loubet

Fallo White 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close